Un grado académico con un amplio abanico de oportunidades

Magíster y MBA

Habitualmente, un magíster en nuestro país tiene una duración de dos años. Conozca algunos testimonios de personas que estudian o han egresado de alguno de estos programas de especialización.

AGUSTÍN SILVA ABOGADO Y ESPECIALISTA EN DERECHO DE AGUAS

Actualmente, Agustín Silva está en periodo de corrección de su tesis que versa sobre la desalinización de agua de mar. El abogado, de 34 años, sintió la necesidad de estudiar un magíster en Derecho Ambiental, ya que necesitaba certificar sus competencias, porque principalmente estuvo dedicado a trabajar en el ámbito de derecho de aguas.

“Las clases del magíster eran de diversos temas. Uno de los que recuerdo se llamaba biodiversidad. Pude entender y dimensionar la fragilidad de tos ecosistemas y su importancia para el funcionamiento del planeta”, explica. Hoy se desempeña en un emprendimiento llamado Compragua (www.compragua.cl), que se dedica a asesorar a clientes pequeños que no tienen posibilidad de acceder a una oficina de abogados especializada. “Comunidades que tienen sistemas de agua rural; casas o industrias que están fuera de las áreas de coberturas de las concesionarias sanitarias, entre otros”, son algunos de los casos que ha visto en este tiempo.

MARIANO BERAZALUCE: “EL MBA SUPERÓ MIS EXPECTATIVAS”

En 2010, Mariano Berazaluce se tituló del MBA, el primer postgrado que realizó este ingeniero civil industrial, que actualmente tiene 43 años, dos hijos y se desempeña como gerente de marketing en Mapcity. “El MBA lo cursé principalmente, porque consideraba que no manejaba totalmente los temas de negocio y finanzas.

Este postgrado cumplió absolutamente mis expectativas, porque no solo se enfocaba en casos de estudios que debía leer, sino que se enfocó mucho en mi desarrollo personal”, comenta Mariano. En cuanto al ámbito laboral, el ingeniero explica que el MBA lo ayudó gratamente. “Apenas terminé este post-grado, me cambié de trabajo gracias a las redes de contacto que adquirí y me empecé a dedicar a temas más comerciales. Asimismo, mis ingresos económicos también se incrementaron”, agrega.

Actualmente, este ejecutivo se encuentra profundizando sus aprendizajes en el área del marketing y quiere seguir desarrollándose en su trabajo actual.

JOSÉ HERNÁNDEZ RAMOS PROFESOR DE QUÍMICA Y ESTUDIANTE DEL DOCTORADO EN EDUCACIÓN – UMCE

El átomo, los elementos de la tabla periódica, entre otras temáticas son parte del contenido que José Hernández aborda en el aula de clases. Este profesor de Química y Ciencias se sintió interpelado a buscar nuevos métodos y herramientas para alentar de esta manera el aprendizaje de sus alumnos. Su participación en un grupo llamado Pachem (Physical & Analytical Chemistry Group), donde realiza investigaciones en el área físicoquímica, también le reveló que hay un ámbito interesante: la educación científica.

Es así que entró a partir de este año al doctorado en educación que dicta la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación (UMCE). “Destaco la interdisciplinariedad que tiene el programa. Cuenta con salas equipadas, una diversidad de docentes, entre otros aspectos”, dice. José obtuvo una beca anual, que cubre el arancel total del programa y cuenta con un monto mensual para .a mantención de los estudiantes. “Este doctorado es enriquecedor, porque hay alumnos de diversas áreas del conocimiento: psicología, educadoras de párvulo y diferencial, profesores de lenguaje, etcétera”, agrega.

JOSÉ ROSAS EXPERTO EN TECNOLOGÍA Y CIBERSEGURIDAD

Una de las motivaciones de José Rosas para cursar el MBA era adquirir los conocimientos necesarios para alinear su desarrollo profesional en función del negocio. José tiene 35 años, es casado con una japonesa con quien tiene una hija y es licenciado en seguridad y defensa. “Yo me especializaba en ciberseguridad y veía que existía una gran brecha entre cómo se tomaban las decisiones de negocio dentro de las compañías para las que trabajaba, versus la visión técnica y prioridades que yo tenía.

Efectivamente, me di cuenta que debía hacer algo al respecto, porque no entendía cómo se priorizaban los temas que para mí en ese entonces no tenían mayor relevancia, pero que para el negocio eran claves”, agrega. Efectivamente, luego de cursar el MBA pudo entender que las áreas en las que trabajaba son un apoyo en función de un objetivo estratégico que está pensando cumplir la compañía.

“Eso antes no lo entendía y ahora sí”, comenta. Actualmente, José Rosas tiene su propia empresa de tecnología (www.gridcube.com) y este postgrado le sirvió para crecer con su emprendimiento y aplicar estos conocimientos.

clipping0 (6)