Posible alza a las grasas, sal y azúcares abren el debate en Atacama

SALUD. Expertos locales presentaron posturas contrarias respecto a la idea de subir el precio de alimentos poco sanos.

Rica, fácil de preparar y barata, así es la “comida chatarra”, que una vez más se posiciona en el debate público. En esta oportunidad, por la propuesta de académicos de la Universidades de Chile y Adolfo Ibáñez de incrementar el precio de alimentos altos en sodio, grasas y azúcares. En la región, la iniciativa presenta particular relevancia, debido a que Atacama lidera el crecimiento de locales de comida rápida en el país con un 220% en dos años, de acuerdo a un estudio de Mapcity en las cadenas de mayor presencia en Chile.

En este nuevo escenario profesionales especialistas en el área analizaron la medida que tiene por finalidad aumentar el valor por cada gramo de azúcar en $1,9, grasas en $31 y sodio en $23 que contenga un alimento, y a la totalidad sumarle el IVA. Por lo que, de aprobarse la recomendación de los expertos, un kilo de vienesas negarla costar $10 mil, elevando su precio en 8 mil pesos , y una mayonesa de 800 gramos que hoy vale $1.800, alcanzaría los $4 mil.

Carlos Doepking, nutricionista y académico Universidad de Atacama (UDA), explicó que “en lo personal y profesional, tanto como del Departamento de Nutrición y Dietética, valoramos la medida. Porque su espíritu es combatir la epidemia de la mal nutrición por exceso, ya sea obesidad o sobrepeso. Pero lo que sí vemos es que podría haber problemas en la tramitación de la iniciativa, probablemente por intereses de la industria alimentaria que sería afectada en las ventas de sus productos”.

Asimismo, Doepking precisó que “la iniciativa es una parte dentro de todo el abanico de posibilidades que tenemos como país para combatir esta epidemia, por ejemplo, también es importante fomentar y favorecer la importancia de la realización de actividad fisica, porque tenemos altos índices de sedentarismo” lo que según, dijo el experto, se debe propiciar principalmente en niños preescolares y escolares.

En tanto, Juan Carlos Cortés, nutricionista del Hospital Regional San José del Carmen de Copiapó, aseveró que “comentamos con los colegas este tema y no creemos que será de alto impacto, puede que en cierta cantidad de la población disminuya el consumo de estos alimentos porque estarán más caros, pero como medida asertiva no creemos que sea muy buena. Porque pensamos que pasará una situación similar a lo que sucedió con el cigarrillo, que le subieron el precio, pena la personas que lo consumen lo siguen comprando”.

De igual manera, Cortés indicó que “no estamos tan de acuerdo con restringir, sino más bien con educar a las personas, para que aprendan a consumir alimentos sanos. Y esto desde la enseñanza en los niños, para que desde cuando recién se están formando, crezcan con una educación de alimentación saludable y un fomento también de la actividad fisica, porque todo va de la mano”.

La propuesta presentada por los investigadores de la Universidades de Chile y Adolfo Ibáñez fue desarrollada en 2017 en el estudio Evaluación y Aplicación de Impuestos a los Alimentos con Nunientes Dañinos para la Salud en Chile, encargado por los Ministerios de Salud y Hacienda del Gobierno de Michelle Bachelet y publicado a comienzo de marzo.

Lo anterior, con la finalidad de dismuir particularmente las cifras que se dieron a conocer en la última Encuesta Nacional de Salud 2016-2017 que evidenciaron que el 74% de la población en Chile tiene exceso de peso y el 3,2% sobreviviría con obesidad mórbida.

Recuadro
220% creció la cantidad de locales de comida rápida en la-región de Atacama en un periodo de dos años, liderando las cifras a nivel nacional.

10 mil pesos llegaría costar un kilo de vienesas y 4 mil pesos los 800 gramos de mayonesa, si la propuesta de los académicos se llevara a cabo en el país.

“Esta medida es parte de un abanico de posibilidades, donde el Estado y la sociedad tenernos que trabajar día a día para combatir la obesidad y el sobrepeso. No es que un solo factor producirá un cambio radical”.
Carlos Doepking, Nutricionista y académico de la Universidad de Atacama (UDA)

atacama