El gran año del lujo

La industria automotriz seguirá creciendo en 2018. Particularmente para los segmentos de alta gama, el panorama se observa auspicioso. La proyección de las marcas es que la tendencia al alza se mantendrá, lo que responde a varios factores. ¿El principal? El optimismo en torno a las perspectivas económicas del país.

En la industria automovilística están seguros de que 2018 será ‘el año’ para los vehículos de lujo, un segmento que ha ido creciendo en el último trimestre a tasas por sobre las del mercado total, de acuerdo con la Asociación de Marcas de Lujo (AML), y que en 2017 tuvo un alza de 34% en relación a las ventas del año anterior.

Para este ejercicio, los actores del mercado pronostican que continuará la expansión, propiciada por el buen momento económico y las buenas proyecciones de la economía en general, una oferta que se ha ido ampliando, facilidades de financiamiento, la baja del dólar y la constante innovación que caracteriza al sector, entre otros factores.

El optimismo en las perspectivas económicas del país es la principal razón que observa el gerente comercial de Infiniti y vocero de la AML, Claudio Arnouts. Desde BMW acotan que durante el primer trimestre de este año el crecimiento acumulado en la industria ha superado en un 20% el año anterior y que además de la baja del dólar, consideran que la competitividad, el aumento de la confianza en los consumidores, la calidad de los autos y las innovaciones tanto en diseño como en tecnología, están dentro de los motivos que han influido en la imparable expansión del segmento. ‘Servicios como la personalización de los autos o paquetes adicionales en materia de seguridad y asistencia en la conducción, hacen que estos vehículos sean cada vez más solicitados’, comenta el gerente de Marketing y Planificación de BMW, Alejandro Richard.

La facilidad de acceso al financiamiento, con diversas alternativas y ofertas que han sido bien acogidas por el mercado, es otro de los factores que destacan en la industria. Particularmente, Arnouts comenta que la ‘amplia gama’ de ofertas ha logrado activar su decisión de compra, y que si el dólar se mantiene en los niveles actuales, ‘podremos ver un 2018 con atractivas ofertas que mantendrán la industria y el segmento con tasas de crecimiento muy importantes’. Lo mismo opinan desde Kaufmann, representante exclusivo de Mercedes-Benz en Chile, donde esperan que el comportamiento ‘contracíclico’ del año anterior se repita para este ejercicio, debido a la ‘entrada en escena de nuevas marcas, más diversificación de canales de ventas asociados a este tipo de bienes y servicios, además de los cambios de hábitos de los consumidores’. Un escenario que ‘no sólo ocurre en Santiago, sino también en otras ciudades del país’, observa Michael Riebensahm, gerente de División de Automóviles de Kaufmann.

En Volvo también están convencidos de que la tendencia al alza se mantendrá, no sólo por los planes y proyecciones que tienen para este año, y que giran en torno a un crecimiento del 12% para la marca, sino por la labor que ha hecho el sector en general, que ha estado ‘trabajando fuerte en ir mejorando todas las gamas para poder llegar de la mejor manera a la gente’, apunta la gerente comercial, Antonieta Melo. La ejecutiva grafica el actual momento con el reciente lanzamiento en Chile del modelo XC40, que ya había vendido 30 unidades en 48 horas a través de una plataforma online, antes del lanzamiento oficial, y que del total de 80 unidades que van a llegar en los próximos días, ‘ya está todo vendido’, dice Melo. Incluso en DS Automobiles, una marca nueva en el mercado, con presencia en el país desde hace dos años, las proyecciones son altas. La otrora línea de alta gama de Citroën, que actualmente es la marca premium del fabricante francés PSA, lanzará en junio su primer SUV –el DS7 Crossback–, un modelo con el que ‘entramos a competir en un subsegmento donde no participábamos y que representa un 42% del mercado de los autos premium y de lujo en Chile’, comenta el gerente de marca, Matías Correa, cuyas aspiraciones de crecimiento están por sobre el 45%.

El gerente general de SKBergé Luxury, casa matriz de Ferrari, Maserati y Bentley, Patricio Abusleme, estima que el segmento de alta gama –vehículos desde los US$ 50 mil– sobrepase las 14 mil unidades vendidas este año, creciendo un 7% por sobre el mercado total (que en la industria pronostican experimentará un alza de 3%). Particularmente, para este año esperan bordear las 20 unidades vendidas con Ferrari, mientras que con Maserati la meta es llegar a los 70 vehículos. El segmento de súper lujo –por encima de los US$ 200 mil– donde se mueven Ferrari y Bentley, comercializó 613 unidades en 2017, según la Asociación Nacional Automotriz (ANAC), sumando tres más a la cifra total de 2016.

‘Los clientes buscan cada vez más productos personalizados y exclusivos. Son segmentos que están enfrentando gran interés, lo que también se refleja en la gran participación de las ocho marcas de superlujo presentes en Chile, pese al tamaño de nuestro mercado’, explica Abusleme.

Recuadro
34% creció el segmento en 2017

EXCLUSIVIDAD, UN MUST

La personalización de los vehículos y el auge de los showrooms, son dos de las tendencias que están entrando fuerte al país, de acuerdo a la visión de la Asociación de Marcas de Lujo. Su vocero, el gerente comercial de Infiniti, Claudio Arnouts, explica al respecto que la exclusividad es el “gran atractivo” de los autos de alta gama: “Se puede elegir la combinación de cueros, colores y equipamiento interior, logrando que cada consumidor tenga un auto único y a su medida”, acota.

En ese contexto, los showrooms se han posicionado como espacios con toda una infraestructura que vincula las áreas de venta y post venta y cómodos estacionamientos, con estándares de arquitectura y diseño de clase internacional. Es lo que harán en DS Automobiles, con la inauguración del nuevo DS Store en Vitacura, “un showroom más grande que el antiguo Salón DS, que contará con la última tecnología disponible en el mundo para salones automotrices”, dice el gerente de la marca, Matías Correa.

df