Sector oriente concentra la mayor cantidad de 330.645 viviendas arrendadas de Santiago.

Por efecto de la política habitacional enfocada en la casa propia para zonas vulnerables, la mayoría de las viviendas compradas están en el poniente y suroriente de la ciudad (41%).

El desplazamiento del centro de Santiago hacia el oriente se hace cada vez más evidente. Con la extensión del metro a Providencia y Las Condes en los últimos 35 años, la construcción de malls , torres de oficinas y, consigo, de equipamientos, este sector capitalino se afianza como el epicentro comercial y de servicios de la capital.

Esta consolidación tiene un correlato en la vocación habitacional de comunas como Providencia, Las Condes o Vitacura, caracterizadas hasta solo años por acoger zonas residenciales en que dominaba la propiedad de casas y departamentos. Según lo evidencia la Encuesta Origen Destino (EOD) de 2012, este perfil se modificó, debido a la necesidad de nuevos profesionales de vivir cerca de su lugar de trabajo para ahorrar el costo de tiempo que implica gastar mucho tiempo en transporte. Así, hoy el oriente es el sector con más viviendas arrendadas de la ciudad. De las 330.645 propiedades alquiladas en el Gran Santiago, el 21% (70.285) se concentra en la zona oriente. Si al núcleo se le suma el centro (66.974 residencias), el porcentaje crece al 41,6%, con 137.259 viviendas arrendadas en el centro-oriente del área metropolitana.

Estas cifras calzan con la disponibilidad de alquileres. Según un reciente análisis realizado por Mapcity, Lo Barnechea es la comuna con la mayor oferta de casas (32% de la oferta de toda la ciudad). Le sigue Las Condes (19%) y Colina (16%). En departamentos, lidera Las Condes (35%), luego Santiago (22%) y Vitacura (11%).

Para Luis Fuentes, subdirector del Instituto de Estudios Urbanos de la UC, “Santiago ha entrado en una fase de crecimiento que es mucho más compleja que la ciudad que teníamos hace 10 o 20 años. Hoy existe la emergencia de nuevos fenómenos culturales y demográficos distintos, como la mayor valorización del tiempo, el achicamiento de los hogares y el uso de espacio urbano de una manera más estratégica. Por estos fenómenos la ciudad comienza a segmentarse y algunos sectores empiezan a jugar un rol distinto del que tenían (…) Los grupos medios, especialmente aquellos con educación superior, tienden a localizarse en este sector. Casi 60% de los habitantes de clase media que se cambian de residencia lo hacen dentro o hacia el sector centro-oriente de la ciudad”, explica.

La “casa propia”

La encuesta Origen Destino 2012 también reveló que las viviendas propias se localizan preferentemente en la zona poniente -en comunas como Maipú, Pudahuel o Estación Central (285.567, 21%)- y en el suroriente -donde está La Florida, Peñalolén o Puente Alto (20%, 275.364).

A juicio de Pablo Contrucci, jefe de la división de desarrollo urbano del Ministerio de Vivienda y Urbanismo, la concentración de “casas propias” en zonas más vulnerables da cuenta de los acentos de la política habitacional, focalizada en darle propiedad a familias con menores recursos económicos. “El desafío de la política habitacional es consolidar el mercado del arriendo en sectores más vulnerables y medios, y atender a grupos que quieren optar por una vivienda pero sin amarrarse a ella de por vida, como los jóvenes”, afirma.

Añade que el arriendo en el sector oriente ha crecido porque los jóvenes profesionales que allí han llegado -porque tienen más poder adquisitivo que les permite hacerlo- han retrasado la edad de emparejamiento y de tener hijos. También, el aumento de separaciones, que tiene una incidencia. Todo esto abre una ventana grande al arriendo, que se sitúa como una opción más atractiva”, sostiene.

MER-Sector_oriente_concentra_la_mayor_cantidad_de_330645_viviendas_arrendadas_de_Santiago-20092015