Lo Barnechea y Quilicura son las comunas con menos vialidad del Gran Santiago

Estudio de Mapcity midió los kilómetros de calles en relación con la superficie de cada territorio capital:

La falta de planificación y un crecimiento inorgánico explican la congestión que vive a diario la comuna del sector norponiente. San Ramón y La Granja, en tanto, lideran con la mayor cantidad proporcional de arterias.

Avenidas de Quilicura como San Martín, Matta o Lo Marcoleta soportan a diario un verdadero “río” de autos, micros y camiones que no se detiene, incluso, por horas. En arterias de solo una pista por sentido, con pavimentos rotos y semáforos que muchas veces no funcionan, cada día los estresados conductores pugnan por hacerse un espacio para entrar o salir de la comuna.

La crítica situación de Quilicura se ve reflejada en un estudio realizado por Mapcity, a partir de datos georreferenciados, que permitió medir las zonas con mayor y menor provisión de vialidad del Gran Santiago en relación con la superficie comunal.

Aunque en el análisis la comuna con mayor déficit es Lo Barnechea -con 11 kilómetros de calles en su superficie-, el gerente de estudios y cartografía de la empresa, Cristián Araneda, explica que “las manzanas son más grandes, las ocupan casas de gran extensión y, por lo tanto, se diseñaron menos calles”.

El caso de Quilicura (13 km de calles/área) es distinto. El alcalde Juan Carrasco explica que el territorio comunal está “ahogado” en un triángulo delimitado por las autopistas Vespucio Norte y la Ruta 5 Norte. “El último censo, estimamos, va a mostrar que somos 240 mil habitantes, el triple que hace 20 años. En ese tiempo se generó un crecimiento que no estuvo acompañado de inversión en vialidad, educación, salud, áreas verdes… casi ningún proyecto del Estado. En total, tenemos entre 16 y 20 años de cero inversión en esta materia. Por eso, el proceso de transición entre una comuna rural, a industrial y urbana, sin ninguna planificación, ha sido brutal” , señala.

Por ello adelanta que se trabaja en planes para resolver los nudos de congestión, como el corredor para buses en avenida Matta, la transformación de la carretera del Aconcagua en una autopista urbana, los mejoramientos en Lo Marcoleta y el futuro túnel que unirá Quilicura con General Velásquez, bajo el cerro Renca.

El subsecretario de Transportes, Carlos Melo, dice que la Línea 3 del metro, que se extenderá hasta la comuna en 2021, dará opciones para mejorar la situación: “La opción de llegar con transporte masivo es una solución importante para abordar el problema”. También dice que se pueden ensanchar calles, pero que esos procesos pueden ser complejos por los costos sociales que desencadenan las expropiaciones.

Para el especialista en transportes y urbanismo del MIT, Raimundo Cruzat, si bien el metro puede ayudar, “el problema es que hay que llegar a las estaciones y para eso debe haber una decisión de mejorar la pavimentación existente. Hoy, por todas las calles de tierra o en mal estado, los buses tienen un muy mal desempeño de sus indicadores”.

En la antítesis de Quilicura, las comunas con mayor provisión de vialidad para sus territorios son, según el estudio, San Ramón, con 42 kilómetros de calles por área, seguida de La Granja (32) y Lo Prado, Pedro Aguirre Cerda, Conchalí y Lo Espejo, todas con 31 kilómetros de vías.

De acuerdo con el subsecretario Melo, la situación de estas comunas se explica por la consolidación de sus barrios. “Entre más cerca del centro, hay mayor densidad y una capilaridad mayor de la red vial que en paños que aún están en desarrollo”, comenta.


En cantidad
Si se mide por número de calles, lidera Puente Alto, con 4.404, seguida de Maipú (4.264) y La Florida (3.249). La que menos tiene es San Miguel, con 376.

Lo Barnechea y Quilicura son las comunas con menos vialidad del Gran Santiago