Arriendos en barrios universitarios República y P. Almagro bordean las 10,5 UF

Ambas zonas suman 34 entidades de educación superior entre universidades, centros de formación técnica, institutos profesionales y de idiomas. La cercanía con este tipo de establecimientos es un elemento clave en la elección de un estudiante a la hora de definir dónde vivirá. Aún así, hay sectores con varias de estas instituciones que no atraen mucho a este público, dados sus altos precios y amplias superficies, como San Carlos de Apoquindo, en Las Condes, o Manuel Montt, en Providencia.

El jueves recién pasado, las universidades entregaron los resultados de sus procesos de selección. La fecha marca un hito para el mercado de los arriendos de viviendas, destacan distintos actores de esta industria. “Los estudiantes de regiones eligen en qué zona van a vivir, dependiendo de la universidad en la que quedaron. Prefieren estar cerca del sector, pues se ahorran tiempo y dinero en viajes”, explica el corredor de Re/Max Premium, José Valdés.Ahora bien, considerando no solo a las personas que llegarán este año, sino también a las que ya viven en un determinado barrio, el peso de los universitarios puede llegar a significar hasta el 60% del total de arrendatarios de departamentos de una zona en particular, estima Valdés.

Según señala el corredor de Re/Max, República es el sector donde este segmento toma más fuerza, el cual comprende las calles Alameda, Blanco Encalada, Abate Molina y Club Hípico. Un sondeo de Mapcity.com identifica en esa área 28 centros de educación superior, entre universidades, centros de formación técnica, institutos profesionales y de idiomas.

Según datos de Tinsa, los proyectos en altura nuevos en República tienen una superficie promedio de 51,1 m2, mientras que el precio promedio llega a 2.756 UF, considerando la oferta al tercer trimestre de 2016. Otro barrio donde la presencia de centros de educación tiene un efecto en la oferta habitacional, así como en el tipo de público que le interesa vivir ahí, es Parque Almagro, destaca Valdés. El cuadrante -comprendido entre las calles Matta, San Diego, Eleuterio Ramírez y Manuel Rodríguez- dispone de seis instituciones de formación superior, según los registros de Mapcity.com.

Al tercer trimestre de 2016 había seis edificios nuevos en oferta, con un valor promedio de 2.833 UF y una superficie promedio de 45,4 m2. Entre las alternativas usadas, el tamaño de los departamentos en arriendo es de 45 m2 con un precio de 11,2 UF mensuales (unos $295 mil), mientras que los que están en venta tienen un tamaño de 46 m2 y un valor de 2.442 UF. Valdés subraya que de cada 10 personas que compran o arriendan en el área de Parque Almagro, cuatro son estudiantes; es decir, el 40%. “El lugar atrae a muchos inversionistas, pues las viviendas se ocupan de tres a cuatro años, ya que las carreras son largas, y si se desocupan, están unas pocas semanas libres. Además, son buenos pagadores, pues la familia hace un esfuerzo para que el joven llegue a Santiago, y no van a dejar de costear el arriendo”.

A juicio de Vicente Domínguez, director ejecutivo de la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios, ambas áreas tienen equipamientos más protagónicos que las universidades. “En Lastarria, por ejemplo, se generó un polo cultural con el centro cultural Gabriela Mistral (GAM), con una oferta gastronómica y hoteles boutique de primer nivel”, señala.En el caso de Manuel Montt, hay 18 restaurantes, siete recintos de salud, nueve colegios y tres opciones de educación superior. “No es un barrio universitario, sino uno residencial donde hay universidades”, dice Izquierdo. Y donde se aprecia con más fuerza este fenómeno es en San Carlos de Apoquindo, en Las Condes, coinciden los distintos actores de la industria.

A pesar de que el área cuenta con dos universidades y un instituto profesional, Vicente Domínguez advierte que dicho equipamiento no determina la composición de su oferta residencial: “Puede que haya estudiantes que arrienden por ahí, pero son una excepción. Es un sector caro y con productos familiares”.Los departamentos nuevos, por ejemplo, tienen una superficie promedio de 121,5 m2 y el precio alcanza las 92,7 UF/m2 en promedio. Los arriendos, en tanto, bordean las 26 UF mensuales, considerando un tamaño útil de los departamentos de 93 m2.

arriendos