Por qué es bueno comprar casa en Quilicura y arrendarla

A pesar de sus malos accesos, se ha convertido en un microcircuito. La gente que trabaja en el barrio industrial prefiere vivir ahí.

En esta comuna se da la mayor rentabilidad para la inversión de propiedades.

La otra cara del boom inmobiliario en la Región Metropolitana, que tiene a las comunas céntricas como protagonistas, es el crecimiento de los barrios más alejados, que se alzan como microcentros con todos los servicios disponibles.

Quilicura es uno de ellos. A pesar de que para llegar hay que atravesar la intersección más congestionada de Chile según la Intendencia Metropolitana, donde se cruzan las autopistas Vespucio Norte y Autopista Central, la comuna atrae habitantes porque les permite hacer su vida moviéndose lo menos posible.

Un síntoma es el índice de Precios IPZ, una medición que hacen Zoominmobiliario y Mapcity sobre la rentabilidad para la inversión en propiedades.

Mariano Berazaluce, gerente general de Zoominmobiliario, asevera Quilicura presenta números de rentabilidad muy superiores al resto de Santiago. “En el índice IPZ de diciembre el barrio Valle lo Campino, en Quilicura, destacó por ser el más rentable del país con 8,87% en departamentos y 5,6% en casas”, ejemplifica.

Esto significa que si una persona pagó 2.000 UF por una vivienda en esa comuna y la arrienda a precio del mercado, su retorno anual por concepto de arriendo es de 17,7 UF. El mismo índice de rentabilidad para departamentos en el barrio Bicentenario, de la comuna de Vitacura, corresponde al 3,34%. 6,68UF para la misma inversión.
Berazaluce destaca que otros barrios de la comuna como Altos de Quilicura, Villa Los Cántaros y Villa Presidente Ramón Barros Luco, también tienen altas rentabilidades.

El precio promedio de arriendo por metro cuadrado es de 0,23 UF en departamentos y 0,18 UF en casas, según Zoominmobiliario.

La oferta es variada. Hay casas de 60 m2 por $320.000 mensuales y otras de 148 m2 por $690.000.

¿Qué tiene Quilicura? El problema con los accesos es grave. El taco de la autopista implica que para salir de la comuna en hora punta hay que invertir más de una hora. El regreso es igual de complejo. Pero eso también genera una oportunidad.

“La mayoría de mis vecinos son arrendatarios que trabajan en el mismo Quilicura. Acá hay una zona industrial fuerte, muchos puestos de trabajo. Las casas se arriendan muy rápido”, explica Mauricio Morales, vecino hace 15 años.

Cristián Lecaros, CEO de Portal Inversionista, califica esta zona de Santiago como un microcircuito: “La gente aún quiere vivir ahí y no buscar nuevos horizontes. Si a eso le sumamos que hay gran cantidad de empresas que están en el sector norte de Santiago, sus empleados prefieren vivir y trabajar ahí. Las personas se quieren mover lo menos posible, la gente quiere tener calidad de vida, o sea, tiempo para el ocio, estar con la familia y si ven que esta comuna tiene de todo, ¿para qué moverse entonces?”.

Tienen todo. Es cierto. La gente de la comuna puede hacer su vida sin pasar por ese taco espantoso. Hay supermercados, atención de salud, una oferta cada vez mayor de colegios y jardines infantiles. El colegio particular Palmarés, por ejemplo, figura en varios ranking de resultados académicos. Mención aparte merece el barrio de los outlets, en Buenaventura.

“Su equipamiento comercial está en creciente desarrollo, gracias a la llegada de grandes cadenas de retail. Al circuito de outlets se sumó hace unos años el Mall Arauco Quilicura”, dice Jessica Arata, subgerente comercial de Inmobiliaria Lo Campino, empresa que tiene varios proyectos en construcción en esa zona.

Se viene el Metro . A fines del 2018, llegará el Metro, resolviendo en parte el problema de aislamiento de la comuna. “Permitirá trasladarse en cerca de 20 minutos desde la Plaza de Armas de Santiago a Quilicura”, dice Jessica Arata. Para 2022 estaría listo también el acceso directo a la comuna, por el túnel que se construirá bajo el cerro Renca.

Límite a la altura: seis pisos

El asesor urbanista de la Municipalidad de Quilicura, Claudio Aliaga, explica que dependiendo del sector de la comuna, tal como sucede en todas las comunas, se restringen las construcciones en altura: “Aproximadamente, son seis pisos los que se pueden construir según nuestro plano regulador. Pese a ello, históricamente sólo se encuentran edificios de hasta cinco pisos”.

Uno de los factores que explica ello es que en esta comuna hay napas o pozos de agua subterránea. “Si bien ese no es un problema sólo de nuestra comuna, ya que también afecta a otros sectores de la Región Metropolitana, sabemos que Quilicura tiene su geología y que ese es un factor físico importante, pero no necesariamente una limitante”, añade Aliaga.

Otros medios que publicaron la noticia:

Por qué es bueno comprar casa en Quilicura y arrendarla