Inmobiliarias ajustan su oferta para la generación de los millennials

Los profesionales menores de 35 años son un nicho interesante para los proyectos de viviendas. Por ello las compañías del rubro han afinado su oferta.

La generación de los millennials cada vez tiene mayor peso en el mercado.

Rodrigo Salcedo, gerente inmobiliario de Sencorp, comenta que su perfil como consumidor “los describe como profesionales de menos de 35 años, con un buen nivel de educación y con acceso al crédito. Son prácticos, muy tecnológicos y de muy poco arraigo a las cosas. Es decir, si les va mal, cambian el rumbo y venden la propiedad. Están dispuestos a tomarse su tiempo para juntar el pie de su primera vivienda, optando por arrendar, mientras viajan o estudian. Son compradores más osados y arriesgados, dada la poca responsabilidad financiera que asumen”.

Otro aspecto relevante es que un porcentaje importante de este grupo opera como inversionistas, es decir, adquieren bienes inmuebles para luego arrendar.

Por otra parte, dice, desde el punto de vista de sus gustos estéticos, consideran un diseño más complejo. Ellos son compradores que buscan la funcionalidad y el diseño entre sus preferencias, con el atributo de la conectividad como el factor central a la hora de invertir”.

Agrega que, por ejemplo, en Sencorp, a través de su marca Senexco, “han ido evolucionado y anticipándonos al mercado en atributos como la ubicación, tamaño, formatos y diseño, entre otros, generando innovaciones que nos llevaron a desarrollar edificios de concepto como son los Urbano y Bachelor”.

Más conectadas

A su vez, Daniela Mardones, gerenta comercial de Patagon Land Inmobiliaria, también entrega una serie de características que definen a los millennials : “Se trata de personas digitalizadas e hiperconectadas, que al tener acceso ilimitado a la información se han vuelto consumidores casi ‘profesionales’. Buscan la felicidad instantánea, no entienden de horarios. Se trata de personas muy comprometidas con lo que les gusta y con lo que creen”.

En general, explica, “son jóvenes que buscan inmuebles en los centros urbanos, con todo tipo de servicios cercanos y buenas conexiones de transporte público. Optan por vivir en departamentos, aunque sus exigencias van más allá de la vivienda propiamente tal. Los millennials también se fijan en aspectos como el entorno y comunidad, por lo que priorizan mucho la presencia de las zonas comunes tales como quinchos, sala gourmet , salón de juegos, spa, etc.”.

Agrega que tal ha sido el impacto de esta generación que ella es un segmento prioritario en sus proyectos, “por lo que ya hace un tiempo empezamos a desarrollar un proyecto en Las Condes (Edificio Carol) que se ajuste a ese perfil. A esto podemos sumar Sucre Más, en Ñuñoa”.

A su vez, Rafael Burmester, gerente general de la inmobiliaria Indesa, explica que esta es una generación que tarda en salir de la casa de sus padres. Sin embargo, cuando deciden comprometerse con una compra material más grande -como lo es un bien mobiliario- prefieren departamentos de pocos metrajes, pero de fácil acceso. Así, destacan sectores bien conectados, que cuenten con metro a pocos pasos, con servicios y comercios cercanos para movilizarse de manera rápida y eficiente, ya sea por necesidad o entretención”.

Cuenta que han ido analizado los hábitos de compra de esta generación y que valoran que las viviendas tengan un valor agregado, como el diseño y paisajismo, espacios comunes que permitan hacer más vida en comunidad y vida de barrio.

En este sentido, agrega Ana María del Río, gerenta comercial de Siena Inmobiliaria, que estos jóvenes “buscan proyectos que no solo sean habitacionales, sino que tengan un uso de espacios comunes no solo al interior del edificio, sino que también en las áreas verdes. Por ejemplo, en nuestro proyecto Parque Pontevedra en Las Condes, incorporamos circuitos deportivos al aire libre con máquinas de ejercicios y sectores de TRX”.

Por su parte, Andrés Ergas, gerente comercial de Ralei Development Group, indica que esta generación se inclina por los departamentos, y en particular por los que tienen dos habitaciones que son prácticamente iguales, más conocidos como “mariposa”.

“Estos departamentos son un producto que responde a cómo quiere vivir hoy un segmento importante de los nuevos clientes habitacionales, como son los menores de 35 años, quienes muchas veces piensan en este tipo de hogares como una excelente oportunidad para compartir el arriendo y gastos, pero sin perder la independencia gracias a que cada habitación está en otro extremo del departamento”, explica.

En definitiva, asevera Emmanuel Román, gerente de proyecto de Inmobiliaria Brotec-Icafal, “los millennials por lo general valoran un departamento bien ubicado, que los conecte con el entorno, pues les dan importancia al tiempo libre y la calidad de vida. Asimismo, prefieren la cercanía a las estaciones de metro, ciclovías, parques, servicios, dentro de otros”.

Factor en alza

¿Cuán importantes son hoy para el mercado?

Se trata, sin duda, de un grupo que cada vez es más relevante, dicen los expertos.

De hecho, el principal resultado de análisis realizado por las inmobiliarias Brotec-Icafal, Siena y Norte Verde – que examinó este grupo etario de compradores menores de 35 años- fue que las ventas realizadas a este segmento alcanzan al 37% en sus proyectos activos.

Además, es interesante relevar que las mujeres son un nicho cada vez más interesante.

De esta manera, según datos de ZoomInmobiliario -en un estudio que abarcó comunas del Gran Santiago-, el 57,2% de las cotizaciones fueron realizadas por mujeres y el 43% por hombres.

Y en el total, los departamentos llevan la delantera, con el 56,2% de las cotizaciones, mientras las casas concentraron el 43,8%.

Inmobiliarias ajustan su oferta para la generación de los millennials